Ingapirca



En la provincia del Cañar, a 53 km. de Biblián, se encuentra unos de los más importantes vestigios arquitectónicos del pasado prehispánico del Ecuador, Ingapirca.

Estas ruinas sobresalen, tanto por el extraordinario trabajo de cantería en los bloques de piedra que componen sus muros, así como la originalidad del diseño de su estructura principal, una alta y voluminosa plataforma elíptica conocida como el “Castillo de Ingapirca”. Santuario religioso (templo solar) y centro administrativo del Imperio Inca o Tawantin Suyu, fue construido hacia el año de 1500 D.C, sobre un milenario centro religioso Cañari en el núcleo del señorío de Hatun Cañar.

Comprende un templo doble del culto Inti o Dios Sol, divinidad tutelar del imperio, a su alrededor existen edificaciones de uso religioso, festivo, habitacional, depósitos, calles empedradas y escalinatas.

El conjunto Inca tiene aproximadamente 4 hectáreas, en donde se encuentran varios edificios y evidencias de otra naturaleza, las principales son:

La Elipse: Construcción conocida tradicionalmente con el nombre de "El Castillo". No es en sí una habitación, sino más bien una plataforma elevada rodeada por un excelente muro de piedras almohadilladas, que alberga en su parte superior dos cuartos que miran al occidente y oriente respectivamente. Esta posición sugiere un uso ceremonial.

La Plaza o kancha: Se halla inmediatamente al sur de los aposentos anexos. Este espacio, por su amplitud, debió funcionar como un sitio de reunión previo a los actos rituales en la Elipse.

La Condamine: Sector bautizado con este nombre en honor del sabio francés que visitó el sitio en el siglo XVIII y elaboró un plano y una descripción de estas ruinas. Se trata de un grupo de construcciones ordenadas a lo largo de un corredor central. De las investigaciones efectuadas se conjetura que esta área fue un "Acllahuasi" o casa de mujeres escogidas que trabajaban para la elite real del imperio. Las grandes habitaciones de forma rectangular pudieron haber sido utilizadas como viviendas colectivas, identificadas en la arquitectura Inca como "kallankas".

Las Bodegas: Construcciones localizadas en un terreno ligeramente ondulado que conecta La Vaguada y La Condamine. Se las denomina así, por cuanto en las excavaciones realizadas se descubrieron algunas bases de arcilla cruda que servían para soportar los aríbalos o vasijas de asiento cónico. En ellas se almacenaba productos agrícolas o líquidos.

La Vaguada: Al final del sector de las bodegas se encuentran varias habitaciones de diverso tamaño y de forma rectangular que rodean un patio. Los restos culturales sugieren que se trató de viviendas y áreas de trabajo.

Pilaloma: Pequeña planicie ubicada en el extremo sur oriental del templo, sobre la cual los Incas construyeron recintos en un espacio delimitado por un muro semi - elíptico. Antes de la entrada a Pilaloma, se hallan cinco estructuras circulares o cónicas, que servían para almacenar productos agrícolas al granel.

El Ingachungana: No es propiamente una edificación, sino más bien un sector rocoso localizado al norte de la Elipse. En esta superficie lítica se tallaron unas cavidades en forma de tinas o asientos decorados con altos relieves que representan serpientes enroscadas. La palabra que identifica a este componente del centro arqueológico proviene del idioma quichua y significa literalmente juego del Inca, aunque no es en realidad el testimonio de un juego prehispánico. Las interpretaciones sobre el uso de este sitio son varias, desde aquella que lo considera un baño, en razón de los pequeños canales que lo rodean, hasta la posibilidad de que sea un Intihuatana, o roca en la cual se ataba simbólicamente al Sol en los días del equinoccio.

El Intihuayco: Palabra quichua que significa "Quebrada del Sol". Es un acantilado que se extiende en dirección Oeste a Noreste, prácticamente cerrando de manera natural el espacio aprovechado de todo el monumento.

Baños ceremoniales y escalinatas: Muy cerca del muro de contención que cierra Pilaloma, se encuentra una escalinata que conduce a unos pequeños estanques que forman parte de unos baños rituales. La escalinata está limitada por dos muros, a lo largo de los cuales se abren pequeñas puertas que conectan con tres estanques cuadrados, en cuyas bases se han identificado desagües. Otra escalera similar se encuentra en la ladera sur de la plaza.

Fuente: ecuale.com


Te ha gustado este artículo ? Compártelo :

Twitter Facebook Google Plus Linkedin

Únete a la conversaciónCancelar

Nombre :

Correo electronico :

Comentario